lunes, 8 de julio de 2013

Pequeña guía de aceites esenciales naturales

Nuestro sentido del olfato es diez mil veces más sensible que los demás sentidos. El invisible mundo de los aromas nos rodea con influencias muy poderosas. Piense en olores familiares como menta, pino, limón, romero y como cada uno de ellos te inspira un sentimiento diferente. En contraposición con las fragancias sintéticas, los aceites esenciales puros se obtienen de componentes naturales. La composición bioquímica de los aceites estimula mente y cuerpo consiguiendo un efecto placentero. Los aceites esenciales puros son obtenidos usando lo mejor de cada planta y los mejores métodos de extracción existente en el mundo: el de destilación al vapor de hierbas, flores, frutos, maderas o cortezas de frutos. Estas esencias naturales y orgánicas tienen, cada una, sus características esenciales y un único aroma.

¿CÓMO SE UTILIZAN?

Los aceites esenciales pueden ser usados individualmente o mezclados entre sí para crear tu propia combinación. Hay muchas formas de disfrutar de sus beneficios; con masajes, en el baño, en un vaporizador, inhalación, perfume, compresas…

PRECAUCIONES: Los aceites esenciales son sustancias naturales muy concentradas y por tanto deben observarse ciertas precauciones. Evitar el contacto con ojos y mucosas. Mantener alejado del fuego (los aceites esenciales pueden ser inflamables) y fuera del alcance de los niños. Consultar con un especialista en caso de: menstruación, embarazo, lactancia, en caso de asma, epilepsia, enfermedad grave o niños menores de seis años. Algunos aceites esenciales son fotosensibilizantes; no exponerse al sol después de su utilización (se especifica en cada uno de los aceites esenciales). En caso de hipersensibilidad o irritación, dejar de utilizar inmediatamente. Conservar en lugar fresco y seco.

Aquí abajo tienes los enlaces a los aceites esenciales ordenados por orden alfabético:

No hay comentarios:

Publicar un comentario